Las claves para comprar un smartphone

Comprar un smartphone que cumpla nuestras necesidades diarias no es una tarea fácil ya que hay muchos factores que influyen directamente en el rendimiento de tu dispositivo. Por ello, te damos las claves para comprar un smartphone y que quedes satisfecho con el resultado.

Lo primero que debes plantearte es cuánto dinero quieres invertir y si tienes alguna preferencia por algún sistema operativo concreto. Actualmente, los que lideran el ranking son Android, iOS y Windows Phone. Las ventajas de Android es que su tienda de aplicaciones tiene una amplia oferta de recursos y es un sistema operativo que está disponible para todos los bolsillos ya que está presente en teléfonos de gama baja, media y alta. Por su parte, iOS , al igual que ocurre con Android, también cuenta con una tienda de aplicaciones muy interesante, pero en cambio este sistema operativo sólo está disponible para dispositivos de gama alta. Por último, Windows Phone destaca por su estabilidad y buen rendimiento pero cuenta con otras desventajas como que existen menos aplicaciones desarrolladas para este sistema operativo.

El tamaño también importa y es que lo significativo es elegir un dispositivo con el que nos sintamos cómodos. Pero más allá del tamaño, lo relevante de todo esto es la resolución de tu smartphone. En la actualidad ya existen pantallas FullHD, pero hay que plantearse si realmente es necesaria esta característica. Se ha estimado que la medida óptima en cuanto a densidad de píxeles por pulgada (ppp) ronde por los 300 ppp.

La memoria es otra de las claves que deberás tener en cuenta para comprar un smartphone ya que en muchas ocasiones nuestro dispositivo se queda obsoleto porque no es capaz de almacenar más datos. Tienes que tener en cuenta que lo importante no es cuánta memoria puede ampliarse con una memoria externa sino cuánta memoria interna tiene nuestro dispositivo ya que muchas aplicaciones se guardan directamente en la memoria interna. Como mínimo debería tener 8GB y lo ideal serían 16GB para que no tengas tantos límites a la hora de descargarte aplicaciones o almacenar fotos.

El rendimiento es una de las características que más pasamos desapercibidas cuando no se tienen amplios conocimientos tecnológicos pero, sin duda, es la pieza clave que determinará la velocidad de nuestro dispositivo. A grandes rasgos, debes escoger un dispositivo con varios núcleos que optimizan el rendimiento y la memoria RAM debe estar situada entre los 512 MB y 1 GB para que el móvil funcione fluidamente.

No nos podemos olvidar de la batería, la característica que más quebraderos de cabeza nos da, ya que necesitamos que nuestro dispositivo tenga una autonomía razonable para que no nos deje tirados cuando más necesitamos nuestro smartphone. Lo ideal es que esté entre los 1500 mAh y los 2.300 mAh en función del tamaño de la pantalla ya que cuanto más grande sea más energía consumen.

Y por último, y no por menos importante, la cámara. Muchas veces tendemos a comprar nuestros dispositivos por el atractivo de hacer mejores fotos y olvidamos características más importantes como el procesador, la memoria o la autonomía. Aun así, hay que recordar que no porque tenga más píxeles la cámara va a hacer mejores fotos. Hay que tener en cuenta otros factores como el sensor o la calidad de la cámara que variarán en función del fabricante.

Y después de tener en cuenta y valorar todos estos aspectos, estás preparado para comprar un smartphone que supla tus necesidades.

Fotografía: Youtube 

 

admin

Sitio web de noticias sobre las últimas tendencias del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *